“La participación de la mujer indígena debe ser un compromiso de todos y todas”

 “No se ha avanzado mucho en este tema, hemos buscado estrategias de participación yendo directamente a las bases regionales y se ha logrado algo, pero no es suficiente”

Imagen

Las mujeres indígenas tenemos igual importancia que el mismo territorio y esto debería estar concientizado en lideres y lideresas indígenas de la estructura de AIDESEP.

La coordinadora técnica del programa mujer indígena de la Asociación Interétnica de Desarrollo de la Selva Peruana (AIDESEP), Rocilda Nunta, educadora, del pueblo Shipibo, nos da detalles del avance del programa y las dificultades encontradas a lo largo de estos años y más, aún, en tiempos de pandemia, respecto a la participación efectiva de la mujer indígena amazónica en la toma de decisiones.

¿Cuánto se ha avanzado en la participación indígena en la toma de decisiones?

Nunta, suspira hondo antes de responder a esta pregunta, “No se ha avanzado mucho en este tema, hemos buscado estrategias de participación yendo directamente a las bases regionales y se ha logrado algo, pero no es suficiente”

Nos comenta un caso específico ocurrido en la Coordinadora de Desarrollo de los Pueblos Indígenas de la región San Martín (CODEPISAM): “fuimos a una elección de su junta directiva en el año 2019 al llegar nos dimos cuenta de que las decisiones seguían siendo tomadas en su mayoría por los hermanos. Lo que hicimos en este caso es informarles detalles sobre los estatutos de AIDESEP, en donde se exige el cumplimiento de la participación de la mujer indígena en la toma de decisiones y el acceso a ser parte de la junta directiva regional y nacional” un caso similar ocurrió en la Federación Nativa de Madre de Dios (FENAMAD). En conclusión, garantizar el cumplimiento de la participación de la mujer indígena pasa por aplicar adecuadamente los estatutos de la organización indígena nacional.

Cabe mencionar que el documento denominado “estatuto de AIDESEP” detalla que la participación de la mujer no debe ser nominal y que las federaciones y organizaciones regionales como parte de la estructura de AIDESEP deben tener en cuenta estas disposiciones y ponerlas en acción, en el caso de CODEPISAM y FENAMAD se logró que hermanas indígenas ocuparan cargos en sus respectivas juntas directivas.

¿Qué le hace falta a la mujer indígena para poder posicionarse en estos temas?

Antes de responder hay que tener en cuenta dos temas, expresó Nunta, “las hermanas no son consideradas en los procesos importantes de las organizaciones indígenas, esto dificulta mucho su participación, liderazgo y toma de decisiones. Siempre hablamos de esto, pero no está dando resultados, al menos no de inmediato”.

Continúa detallando que desde el programa nacional de mujer indígena se aprovechan todos los espacios para hablar sobre estos temas, sin embargo, no se ha conseguido mucho porque quienes toman las decisiones en algunas bases regionales siguen siendo los hombres.

“Aprovechamos todos los espacios para hablar sobre estos temas. Pero no se ha conseguido mucho porque la mayoría que toma decisiones son los hermanos hombres” dijo la técnica del programa mujer de AIDESEP.

Entonces, para que exista un verdadero liderazgo de la mujer indígena, las organizaciones regionales y las federaciones deben cumplir lo que pide el estatuto, esto, como lo hemos comprobado, garantizará que las hermanas tengan voz y voto.

La debilidad sigue estando en las juntas directivas nacionales

La debilidad de siempre es que el consejo directivo de la organización indígena nacional, “no toman el programa mujer como suyo, lo ven como si fuera un programa que no fuera parte de Aidesep” continua Rocilda Nunta, “si todos tomaran conciencia de que hay un estatuto y que el programa ocupa un lugar importante dentro de la estructura, no tendríamos que enfrentarnos a este problema solas”

Finalmente, la entrevista realizada a la Rocilda Nunta del Pueblo Shipibo, evidenció que aún falta sensibilizar y comprometer a la dirigencia varonil en la lucha por los derechos de las mujeres indígenas, asimismo, mantener viva la llama de la integralidad del territorio y los pueblos indígenas.

Hay que seguir promoviendo y fortaleciendo su participación en la toma de decisiones

Aunque aún falta mucho para mejorar esta situación, en la actualidad AIDESEP busca  impulsar acciones que ayuden a lograrlo poco a poco. Una de estas es el Fondo Indígena: Mujer Amazónica (FIMA) que lanzó en marzo del presente año. Este brindará 13 becas por S/.18,000.00 cada una, a aquellas mujeres indígenas amazónicas mayores de 25 años pertenecientes a organizaciones amazónicas base de AIDESEP que estén liderando iniciativas que potencien y amplíen el liderazgo y protagonismo de la mujer indígena amazónica en su comunidad (www.fondomujerfima.org).

El objetivo del fondo es empoderar a la mujer en los temas que vienen trabajando desde siempre: su revalorización y su rol en la toma de decisiones en la comunidad y espacios políticos.