AIDESEP alcanzó información sobre la situación de derechos de los pueblos indígenas al Relator de la ONU

Imagen

El 15 de mayo, el consejo directivo de la Asociación Interétnica de Desarrollo de la Selva Peruana (AIDESEP) sostuvo una reunión con el Relator especial sobre derechos de los Pueblos Indígenas de la Organización de las Naciones Unidas, Francisco Cali Tzea, en el marco de la visita académica que realiza en el Perú.

La finalidad de la reunión fue brindarle al Relator información sobre la situación actual de los derechos de los pueblos indígenas en la Amazonía peruana.

En ese sentido, el Apu Jorge Pérez, presidente de AIDESEP, hizo especial énfasis en las amenazas que enfrentan las y los defensores de los territorios; la desprotección de los Pueblos Indígenas en situación de Aislamiento Voluntario y Contacto Inicial (PIACI); así como el retroceso en el acceso al derecho a la Educación Intercultural Bilingüe (EIB) de los niños, niñas y adolescentes indígenas.

Además, los dirigentes manifestaron su preocupación respecto al debilitamiento de la institucionalidad de los pueblos indígenas en el Estado y participación política; la falta de seguridad jurídica territorial; el fallo del Tribunal Constitucional que desconoce el derecho a la consulta previa; y la necesidad de que el Estado peruano ratifique el Acuerdo de Escazú, respetando el derecho al territorio integral.

Es importante señalar que también participó el Apu Herlin Odicio, presidente de la Federación Nativa de Comunidades Kakataibo (FENAKOKA), quien habló sobre las graves amenazas que ponen en riesgo las vidas de los pueblos indígenas de Huánuco y Ucayali. “De los 10 líderes indígenas asesinados en los últimos años, cuatro son del pueblo kakataibo”, señaló el Apu.

En la reunión estuvieron presentes los integrantes del consejo directivo nacional de AIDESEP: Jorge Pérez, Julio Cusurichi y Tabea Casique, acompañados de las asesoras legales Rocío Trujillo y Jessica Quiroz. El Apu Herlin Odicio de Fenakoka y Vladimir Pinto de Amazon Watch también estuvieron presentes.

Este espacio de diálogo fue posible gracias a la gestión de Earthrights International y la Federación Nativa del Río Madre de Dios y Afluentes (FENAMAD).